La fuerza visual de los deportistas a través del objetivo de Emmanuel Bournot

Leave a comment
emmanuel bournot / Fotografía / Fotógrafos / Phase One / tx-lab

Emmanuel Bournot es fotógrafo deportivo. Cuando apunta su objetivo a los deportistas, no solo capta su figura, sino que ve sus físicos trabajados como obras de arte y las emociones de sus carreras deportivas. Habló con Phase One sobre su trayectoria profesional, su cámara y su pasión por la fotografía deportiva.

El fascinante mundo de la fotografía deportiva

“Me fascinan los deportistas. La estética en general y la fotogenia que desprenden. Algunos deportistas, como los nadadores de muy alto nivel, tienen cuerpos muy armoniosos y se les ve la musculatura bien definida. Son como obras de arte. El deporte me emociona. Me transmite muchas sensaciones y emoción. Se ha convertido en el centro de mi profesión. Tengo la oportunidad de entender el deporte, lo cual me permite analizar las escenas en movimiento sin pensar y centrarme en la estética de la fracción de segundo que voy a inmortalizar.”

“Cuando miro un archivo al 100 %, aunque sea raw, es como la primera que te pones gafas. Redescubres el concepto de nitidez.” Emmanuel Bournot

 

Dominio del retrato deportivo

“Lo más complicado de los retratos deportivos, en mi opinión, es que sean creíbles y atractivos visualmente. El primer imperativo cuando se fotografían deportistas es dominar el equipo y la técnica para poder expresar la creatividad. ¡Los errores técnicos no perdonan! El resto es cuestión de gustos y de la sensación que aporta la iluminación. Los retratos que tomo no son de escenas deportivas reales, sino que son simuladas para realzar a los mejores deportistas del mundo para marcas como Adidas y Reebok. La inspiración me viene del presente, de lo que tengo ante mí. Observo a la persona y, desde los primeros segundos del contacto visual, soy capaz de detectar los puntos fuertes del modelo y la actitud que sublimará la imagen. Doy instrucciones para que la imagen sea más intensa en cuanto a los gestos, la emoción y la mirada. No me invento nada; no creo un papel para el deportista. Solo ajusto las cosas un poco. Sigue siendo él o ella completamente. La clave está en la emoción que transmite. El espectador debe ser capaz de conectar con el deportista. Ante todo es la emoción, la intensidad, lo que busco”

“Con mi Phase One estoy sereno, ni siquiera hago preguntas… Los clientes se fían desde las primeras fotos y me dejan trabajar libremente.” Emmanuel Bournot

 

Trabajar con una Phase One

“Todo el trabajo que hago con mi Phase One es exigente. Las tareas que me encomiendan son muy exigentes. Algunos fotógrafos tienen todo el día para hacer sus fotos. En mi caso, muchas veces tengo veinte minutos. A veces tengo veinte sesiones al día de veinte minutos cada una y sin descanso. Me tengo que adaptar a cada personalidad y modificar la ambientación, inventar y crear escenas. Hay que reinventarse cada vez. Para este tipo de trabajo tienes que estar muy seguro de tu técnica y equipo.

Con mi Phase One estoy sereno, ni siquiera hago preguntas. Es estable, cumple todos mis requisitos y la vista previa de las fotos que los clientes ven en el respaldo digital IQ tiene una calidad excepcional. Los clientes se fían desde las primeras fotos y me dejan trabajar libremente. En mi trabajo, retratar la esencia y los detalles es primordial. La nitidez de Phase One es sorprendente. Cuando miro un archivo al 100 %, aunque sea raw, es como la primera vez que te pones gafas. Redescubres el concepto de nitidez. Unos meses antes de comprar la Phase, me compré una réflex digital con un número similar de píxeles. Estaba muy satisfecho con ella hasta que vi la renderización de la Phase One en la pantalla del ordenador. La diferencia es asombrosa.

El formato medio es más difícil de captar que una cámara réflex digital, especialmente en cuanto al revelado de un sujeto en movimiento con una profundidad de campo reducida. En las primeras sesiones fotográficas deportivas que hice, primero tomaba las imágenes con una cámara réflex para conseguir la imagen que mis clientes querían. Una vez que la tenía y se fiaban, sacaba la Phase One para volverlos locos. La belleza de la imagen RAW vista en el respaldo digital, el detalle de los materiales… La foto quedaba tan bien que parecía que ya estaba retocada. Tener un equipo así acaba convenciendo a los clientes. Con él no tengo complejos, no tengo preocupaciones. Sé que va a salir bien”

Emmanuel Bournot trabaja con el respaldo digital IQ140 montado en una 645 DF. Entre los objetivos que utiliza se encuentran el Schneider Kreuznach LS 80 mm f / 2.8 y Schneider Kreuznach LS 55 mm f / 2.8.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.