“Una mochila ligera, cómoda y compacta es la clave”

Leave a comment
Entrevistas / f-stop / Fotógrafos / tx-lab

El fotoperiodista Sergi Paramès, especializado en artes escénicas y apasionado por la fotografía de paisajes, nos da sus impresiones sobre la mochila GURU L de f-stop.

“Como fotoperiodista desarrollo un interés especial en descubrir cómo las emociones humanas s’adaptan a cada sociedad arraigada a su tiempo.”

Hace un tiempo adquirí la mochila Ajna (40l) con el ICU pro LG para realizar excursiones y llegar a los lugares desde donde realizo fotografías de paisaje. Es de una extraordinaria utilidad el concepto de ICU, dado que al combinarlos te permite dejar espacio libre según el equipo fotográfico que vayas a usar o el equipo de montaña que necesites portear. Esta es una de las características básicas de todas las mochilas f-stop y la razón por la que he decidido optar por tener diferentes modelos de la misma marca, según los encargos fotográficos que realizo.

Este año, y gracias alasesoramiento de Txomin de Tx-lab, decido llevar el modelo Lotus (32l) con el ICU SM pro para un trabajo en el desierto de Argelia. Escojo este modelo puesto que solo quiero llevar un único equipaje donde debe caber el equipo fotográfico y todo el resto de mi ropa y material. A la vez, debe ser lo suficientemente pequeño para no tener que facturar durante los diversos vuelos y poderlo cargar cada día durante todos los desplazamientos.

Hace dos meses decido cambiar mi mochila de trabajo diario por la GURU UL con el ICU Medium Slope. Esta me ha acompañado todo este tiempo a un total de 28 conciertos, 4 manifestaciones, 3 festivales de música, 1 rally fotográfico de naturaleza y 1 boda. Una bonita variedad de ocasiones.

Las ventajas que me aporta esta mochila son: la ligereza, la capacidad de combinar espacio fotográfico y espacio personal, un color discreto que me permite pasar desapercibido, la comodidad y sobre todo su tamaño, adaptado a moverse por espacios pequeños y entre mucha gente.

Al tener que cargar con un equipo tan pesado, poder contar con un equipaje que, al menos, no aumente el peso durante las largas horas de trabajo y además te aporte comodidad, es una parte fundamental, no solo para la salud del fotógrafo, sino para disfrutar de dicha actividad.

El trabajo del fotógrafo de conciertos muchas veces se desarrolla solo durante los tres primeros temas de las bandas y no tienes mucho tiempo para ir cambiando de objetivo, sabiendo que debes presentar un reportaje variado, con 15 imágenes diferentes. Esto comporta cargar con dos cuerpos, uno con un zoom angular y otro con un zoom teleobjetivo.

Otras veces si eres el fotógrafo oficial o durante un festival cargas con todo el equipo por el foso, la platea, las gradas, el estadio, el escenario, entre la gente que canta, salta y baila durante horas… una mochila, ligera, cómoda y compacta es la clave.

El equipo que habitualmente llevo es el siguiente: dos cuerpos reflex full frame, 70- 200mm f2.8 IS, 16-35mm f4 IS, 50mm f1.4, 15mm fisheye f2.8, multiplicador 2x, 4 baterías, 4 tarjetas de memoria, correas, monopie, flash + cable sincronización, tapones acústicos y tarjeta identificadora para las acreditaciones.

Algunas de las ventajas de esta mochila son que hace mi trabajo más cómodo porque me permite colgar las cámaras de una anilla, la cual está incorporada en los tirantes de todas las f-stop. Esto me da la posibilidad de distribuir el peso del equipo por los hombros y por la estructura de la mochila y no del cuello. Aguanta sin problemas el peso de un cuerpo full frame y un 70-200mm f2.8.

El espacio libre que queda sobre el ICU me permite añadir el ICU Micro Tiny, donde puedo agregar un par de objetivos más, la comida, unas zapatillas o guardar la chaqueta, aunque la GURU UL ya tiene un departamento exterior que permite hacer esto.

Si quieres prescindir de los ICU y solo llevar una cámara de excursión, la tapa del acceso trasero permite mediante un sistema Molle cargar un estuche individual, f-stop Dakota Navin, para un cuerpo donde cabe sin problema una réflex full frame y un 24-70mm o un 24-105mm.

Las cinchas exteriores te permiten cargar el trípode, el mono pie, una botella de agua… y comprimir la carga para hacer la mochila mas estrecha. Meditante un departamento interior puedes tener ordenados todos los accesorios que necesites.

Finalmente un cinturón con un útil bolsillo en cada costado, junto a una cincha pectoral y un buen acolchado en la espalda, te permiten ajustar el sistema de suspensión a la medida de cada uno, equilibrando y distribuyendo la carga.

La calidad de los materiales, aun y siendo un modelo ultra light, es excelente.

 

Sobre el fotógrafo

Sergi Paramès (@furalabfoto). Fotoperiodista por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fotógrafo especializado en artes escénicas y un apasionado por la fotografía de paisajes. Trabaja para diversos medios y grupos musicales. Actualmente también es jefe de fotografía en La Tornada.  Como fotoperiodista muestra un especial interés en descubrir cómo las emociones humanas se enraízan en su tiempo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.